Principios de la propaganda Nazi de Joseph Goebbels en el Marketing Digital

Home / Marketing Online (Marketing Digital) / Principios de la propaganda Nazi de Joseph Goebbels en el Marketing Digital

Principios de la propaganda Nazi de Joseph Goebbels en el Marketing Digital

En este artículo te explicaremos cuáles fueron los métodos de Manipulación Comunicacional usados durante la Segunda Guerra Mundial, específicamente, los principios de la Propaganda Nazi de Joseph Goebbels.

Un hecho curioso, es que a pesar de que estos principios fueron utilizados durante la Segunda Guerra Mundial por parte del régimen Nazi (Nacional Socialista), presidido por Adolf  Hitleraún pueden ser aplicados al mundo digital.

Los Nazis no solo tuvieron un fuerte poderío militar, también un gran control mediático a través de la aplicación de los 11 Principios de la propaganda política Nazi de Joseph Goebbels.

Dichos principios siguen vigentes actualmente y pueden ser aplicados a los nuevos medios, potenciándose aún más con las nuevas tecnologías.

Es por ello que en este artículo te vamos a proporcionar una guía basada en 11 principios de la propaganda Nazi de Joseph Goebbels, utilizada en la Alemania Nazi, que puedes aplicar como estrategia comunicacional y de esta manera tener éxito en la web 2.0 para tu producto, evento, marca personal o cualquier empresa.

Aunque estos principios se aplican a la difusión de ideas mediante la propaganda, en la actualidad pueden ser aplicados también en fines comerciales y publicitarios.

Hay que aclarar igualmente que tal vez estas tácticas o estrategias no son siempre “éticamente correctas”, dependiendo de cuáles sean tus creencias. Pero en todo caso es bueno conocerlas para identificarlas cuándo son aplicadas hacia nosotros.

El mundo del Marketing Digital es muy amplio, en el no hay una estructura única a seguir para conseguir la clave del éxito.

Esta es tan solo una de las muchas ópticas a través de la cual puede enfocarse un plan de Marketing Digital.

Ahora bien, comencemos con un poco de historia.

¿Quién fue este personaje tan importante en el éxito de Adolf Hitler?

Principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels

Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda durante el Gobierno de Hitler. Creador de los principios de la propaganda Nazi.

Mejor conocido como el padre de la propaganda Nazi, Goebbels fue el Ministro de Propaganda durante el Gobierno de Hitler, tuvo bajo su poder el dominio de los medios de comunicación. Además de ello, fue un teórico y creó una lista de 11 principios de la propaganda Nazi.

Aquí te explicamos estos principios y cómo puedes adaptarlos y aplicarlos al Marketing Online y tener éxito.

1.- Principio de simplificación y del enemigo único.

Adoptar una única idea, un único símbolo. Reunir un solo concepto que defina te defina a ti y un solo concepto que delimite a tus adversarios.

Es de suma importancia que tu marca tenga un concepto único. Sabemos que puedes tener muchas ideas, y eso no está mal, pero en el Mercadeo Digital debes unificarlas en una sola idea general que la englobe y la represente.

Un único logo, un único slogan, un solo tipo de producto, un grupo único de colores, un mismo tipo de letra, etc.

Unifica tus ideas, todo debe tener un mismo hilo que conecte a un concepto; esto es funcional para posicionar tu marca en la web.  De esta manera el usuario puede identificarlo fácilmente en cualquier plataforma.

El que mucho abarca poco aprieta.

2.- Principio del método de contagio.

Está muy relacionado con el principio anterior. Consiste en unificar todos los adversarios en una sola amenaza. Tener un enemigo declarado y bien definido es muy útil a la hora de hacer cualquier campaña.

Este principio aplicado a la web,  se traduce en que para tener éxito en el Marketing Digital debemos tener objetivos bien definidos y luchar arduamente contra los valores opuestos a los que tu marca representa.

Ejemplos:

  • Si tu marca es de fitness, tu enemigo es todo lo que cause gordura.
  • En caso de que la marca sea de crecimiento personal, tus enemigos son todos los pesimistas.
  • Si tu marca es de tecnología, tu enemigo es todo lo que cause atraso y la obsolecencia.
  • En cambio, si es de sexo tu enemigo es el pudor, los tabúes y todo lo relacionado con estos.

Para hacer esto puedes investigar y estudiar a la competencia y lo que se explica en los principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels. Se trata de saber cuáles son sus debilidades, sus ventajas y desventajas.

Reúnelas todas como un solo adversario e idea un plan de cómo puedes compensar esas debilidades con tu propuesta. Una vez que hayas identificado a los enemigos ponle un nombre único que los englobe a todos.

3.- La transposición, otro de los principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels

Este principio consiste en cargar sobre los adversarios los errores, defectos y fallos propios. De los once principios este es el menos ético. Es el más utilizado por los políticos.

“Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

En pocas palabras, echarle la culpa a alguien más.

Aunque estamos en pleno siglo 21, los medios de comunicación ejercen mucho control sobre “la verdad”, aún se libran grandes batallas por dominar a la audiencia y delimitar quién tiene la razón, se manipulan hechos, se dicen mentiras y se debate entre qué es verdad y qué es falso.

Abundan las “fake news” en Facebook, los audios falsos de WhatsApp, los videos editados y las imágenes “photoshopeadas”. Hay expertos en crear tendencias mundiales y manipular la opinión pública. Si las sabes manejar, puedes salir bien parado en cualquier situación, aunque todo esté basado en una mentira.

 

4.- Principio de la exageración y desfiguración.

Conocida también como el principio de la inseguridad. Se trata de utilizar cualquier anécdota, detalle y convertirlo en una amenaza. Al crear terror en la gente, es más fácil de dominarla.

Dicho principio, es muy fácil de traducir a la publicidad online. Solo basta con exagerar un poco para causar miedo en el público y así las personas se vean prácticamente obligadas a adquirir tu producto o servicio por una fuerte necesidad emocional.

Después de causar miedo, sorpresa, intriga u otras emociones fuertes les ofreces tu solución a todos los problemas que pudieran tener en un futuro si no adquieren tu producto.

5.- Principio de la vulgarización.

El objetivo de este principio, realizado por J. Goebbels, es el de fácil entendimiento. Todo debe ser claro y simple. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida…”.

Cuando de Mercadeo digital se habla, utilizar un lenguaje sencillo, es vital si quieres tener éxito. Las cosas muy complicadas simplemente son ignoradas. Las personas no necesitan tomar más tiempo del necesario para entender cualquier anuncio, debido a que necesitan respuestas y no preguntas.

Imagina una persona cansada del trabajo, la rutina, el día a día, y al llegar a casa revise su celular, pero en vez de relajarse, se encuentre con tus publicaciones extremadamente complicadas y difíciles de entender; simplemente las va a ignorar y tú no quieres eso.

6.- Principio de orquestación.

El mensaje debe repetirse tanto como sea posible. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

Si aplicamos este principio al mundo del Marketing online debemos: repetir, repetir y repetir el mismo concepto de distintas maneras y con diferentes ángulos para que tenga un mayor alcance. No te olvides que mientras más firme sea la idea y la repitas, mayor será el impacto.

Las redes sociales son el eco de las noticias, saber todo acerca de su funcionamiento será provechoso para obtener un mayor alcance.

7.- Principio de renovación.

Bombardeo de información e imágenes, lo que impide que la persona razone. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa.

La publicidad en internet se trata más que todo de cautivar a la audiencia. El reto está en cómo mantener el interés de la gente a través de los años.

Hay que mantenerse en un proceso de innovación constante aportando nuevos contenidos. No se puede parar NUNCA. Y menos en un ambiente tan efímero como la Web 2.0, si la marca queda en silencio el público se interesara en otra cosa.

Imagina una cuenta de Instagram, Facebook o Twitter que deja de publicar por tres meses. Se perderá totalmente en el olvido, pues los medios sociales requieren de una presencia constante todos los días.

Además, los nuevos mensajes deben ser congruentes con los viejos mensajes (para que funcionen con el principio de repetición mencionado anteriormente)

8.- Principio de la verosimilitud.

El principio también se relaciona con el anterior. Consiste en construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias. “No hay hechos, hay interpretaciones”.

Lo que esto quiere decir es que si diversas fuentes hablan del mismo tema, la información cobra mucho peso.

La verosimilitud significa que algo “parece” verdad. Mientras que la veracidad es cuando algo simplemente es verdad.

Traduciendo estos principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels, podemos decir que existen muchos recursos que puedes usar para darle peso y “verosimilitud” a tu mensaje. Solo basta con que tu mensaje esté en muchas fuentes, diversos medios, distintas plataformas y comentado por varios autores desde diferentes ángulos.

Teniendo presencia en todas las redes sociales, en diversos formatos y de distintas maneras.

Una excelente táctica que puedes utilizar para llamar la atención del usuario: los Influencers y los blogs. Si tu producto o servicio es recomendado por distintos autores y personajes famosos (y no tan famosos) el mensaje tiene mucho más peso y se vuelve “verosímil”; es decir, parece verdad porque muchos lo dicen.

9.- Silenciación: Otro de los Principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels

Las noticias malas deben ser silenciadas. Deben hacer el menor ruido posible, y evitar que trasciendan.

Hoy en día es casi imposible evitar que una mala noticia o una amenaza no sea publicada. Para ello, debes emplear otras noticias; distraer a la audiencia para que no se entere, en un caso más extremo, que olvide las malas cosas que acaba de ver.

Hay especialistas en manejo de crisis en redes sociales y el internet. Pero este es un tema tan complejo que habría que dedicarle su propia entrada.

10.- Principio de la transfusión.

Otro de los Principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels consiste en la transfusión, no es más que explotar a través del mensaje propagandístico las creencias, mitos, sentimientos, odios y prejuicios culturales y tradicionales de la audiencia que se intenta manipular.

Por ejemplo:

  • En las publicidades en las se quiere manipular a los adolescentes, se explota su rechazo a los padres, profesores o bullys.
  • Dentro de la propagandas políticas que se buscan influenciar a los pobres, se explota su desagrado por los jefes y los ricos poniéndolos a estos como malvados avaros.
  • Muchas publicidades en las que se quiere manipular a las mujeres se les confronta con otras mujeres, como: la suegra o amigas hipócritas.
  • Si se quiere convencer a un rockero el malo del mensaje será un reguetonero, vallenatero o bachatero.
  • Muchas propagandas también explotan complejos raciales o xenófobos.
  • Si se quiere manipular a la gente de clase alta el enemigo obviamente será la gente de mal gusto, ordinaria, mal educada y fea de clase baja.

Casi siempre la propaganda opera basada en un sustrato preexistente; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

Aun cuando vivimos en hiperconectividad gracias a los avances tecnológicos. Y a pesar que se supone que hemos superado mucho el machismo, racismo, xenofobia, clasismo y sexismo. Los complejos y prejuicios siguen moviendo de forma invisible las decisiones de las masas.

Muchos de estos mensajes, se transmiten de forma imperceptible disfrazados de chistes, memes y videos virales. Muchas veces las marcas o políticos secretamente influyen en la creación de estos contenidos y los distribuyen viralmente a través de la web por medios no oficiales para influir en la opinión pública.

11.- Unanimidad, último de los principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels

Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

Significa que se debe apelar al sentido común, a la cultura general, a la sabiduría popular, a las actitudes y creencias que se supone tiene la mayoría de la gente.

En Internet, así como en cualquier medio de comunicación, las generalizaciones permiten hacer que la gente se identifique fácilmente. Al usar frases que den la impresión de “pensar como la mayoría” se logra mucha interacción y fidelidad.

Aquí tenemos algunos ejemplos de frases que seguramente has visto en las publicaciones más populares de Internet:

  • Soy de ese 99% que…
  • Todos tenemos un amigo que…
  • A todos nos ha pasado que…
  • Todo el mundo sabe que…
  • Típico que…
  • Si no te pasó esto no tuviste infancia…
  • Si no te pasó esto no eres… (hombre, mujer, o de determinada nacionalidad o de determinado grupo).

También, las frases y refranes populares tradicionales son considerados confiables y sabios. Aunque muchas veces los mismos están terriblemente equivocados y solo propagan ideas totalmente retrógradas y dañinas.

Puedes aprovechar las generalizaciones para causar fanatismo y lealtad. Las generalizaciones hacen que la gente se identifique.

Como puedes ver, estos 11 principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels se siguen aplicando en el mundo, son técnicas comunicacionales efectivas para el control, la persuasión, la unificación de una idea, y lo más importante: Alcanzar el éxito comunicativo.

Depende de tí si deseas tomar provecho de estas tácticas o prefieres seguir el camino opuesto.

Es interesante porque muchos de estos principios contradicen directamente lo planteado en el Manifiesto de Cluetrain sobre la comunicación y los negocios en Internet.

Esto es solo un lado de la moneda, existen ideas diferentes e incluso opuestas a las que aquí se plantean. No hay una sola forma de hacer las cosas en el marketing digital.

En este artículo te proporcionamos una forma para lograr el éxito a través de los 11 principios de la propaganda Nazi de J. Goebbels.

Lo que sí es cierto es que con las nuevas tecnologías estamos en constante conexión y relación con personas de distintos lugares; tenemos el mundo en nuestras manos.

La comunicación es la clave. Es una ciencia que, si sabes utilizarla tendrás el éxito garantizado.

 

María Andrea Gomez Torrealba
María Andrea Gomez Torrealba
Lcda. Comunicación Social / Bailaora. Apasionada por la Escritura, Fotografía y Cine.
Recent Posts